Qué signo del zodiaco es el peor

Qué signo del zodiaco es el peor

La ira puede sacar lo mejor de una persona y hacernos ver lo peor de su personalidad. Algunos signos astrológicos tienen reacciones inesperadas y violentas y a veces actúan de forma extrema ante algo que no les gusta. Mientras que algunos tienen un enfoque equilibrado de su ira, otros signos del zodiaco no pueden controlar su carácter o su irritabilidad. ¿Te preguntas cómo reacciona un signo del zodiaco cuando lo empujas en la dirección equivocada? ¿O buscas soluciones para saber cuál es la mejor manera de tratar a un determinado signo del zodiaco cuando esa persona está simplemente enfadada o hirviendo de ira?

Aquí tienes algunos consejos y secretos de la astrología que te ayudarán a entender mejor la psicología y el comportamiento de los 4 signos del zodiaco más malos, difíciles, caprichosos y peores:

Aries (21 de marzo – 19 de abril).

Los hombres y mujeres nacidos bajo el signo zodiacal de Aries son los que tienen más dificultades para ocultar su ira. Básicamente, es una demostración completa de todo lo que les concierne a la vez. Su enfado es obvio para todo el mundo cuando están enfadados. No ocultan nada de sus sentimientos. Al igual que otros elementos dominados por el fuego, como Leo y Sagitario, Aries no tiene pelos en la lengua ni conoce las medias tintas cuando se enfada. En particular, se enfadan cuando las cosas no han salido como estaban previstas. Entonces pueden explotar en segundos cuando menos lo esperas. No hay ni rastro de su tsunami de ira, que funciona como un submarino, antes de que todo estalle a la vez de la manera más violenta.

Este signo de fuego funciona en los extremos y no se detiene cuando se trata de alguien que la ha enfadado. Aunque en general tengan un buen dominio de la situación, cuando se enfadan, la irracionalidad de Aries puede apoderarse de ellos y actuar con cierta temeridad. Lo que ocurra después, una vez que la ira haya estallado, y el efecto de la misma sobre la persona y su entorno, tendrá poco efecto sobre ella. No piensan mucho y pueden tomar decisiones instantáneas para vengar el daño que se les hace de forma inesperada. Les gusta disparar cañones a los gorriones y pueden iniciar una guerra abierta si quieren hacer valer su fuerza y poder.

Por eso, si te encuentras con un Aries que parece haberse levantado con el pie izquierdo y de mal humor, es mejor que te mantengas alejado y le dejes volver en sí lentamente, sólo hasta que su ira se haya calmado por sí misma. El enfado nunca durará mucho tiempo, y puedes estar seguro de que una vez que el enfado se calme, el Aries apreciará tu paciencia.

Leo (23 de julio – 22 de agosto).

Con un carácter a veces colérico, este signo de fuego es rápido para reaccionar y volver a poner a alguien en el tiesto en caso de que haya desencadenado su ira. Como signo dominante del zodiaco, el hombre y la mujer de Leo esperan que las cosas sucedan de una manera determinada. Cuando las situaciones no salen como ellos quieren o algo cruza su línea de paciencia y comprensión, se enfurecen con todas sus fuerzas. Son muy ruidosos y pueden ser muy malos si se les molesta. El perdón no llega inmediatamente si la irritación es causada por la estupidez o la negligencia de otra persona. Rara vez aceptarán tu versión de los hechos y puedes estar seguro de que es absolutamente inútil intentar que vean tu versión de las cosas. Para los signos del zodiaco Leo, su poder y autoridad son primordiales. Cualquiera que intente quitarles algo de su orgullo tendrá que soportar el peso de la ira. Por desgracia, su ira es capaz de cegar su naturaleza y su corazón benévolos. Su malicia es, pues, evidente e insoportablemente dura.

Aunque el drama continuará, si sigues hablando, no aceptes nada con tal de calmarte o calmar la situación. Hable con claridad sobre cómo se siente y supere la situación con gracia e integridad si no ha herido intencionadamente a un León. Reúne y prepara tus argumentos. Asegúrese de hacerlos con paciencia durante todo el proceso. El dominio y el temperamento de un León pueden darle lo mejor, incluso si tiene un mal día. Aporta todas tus pruebas y deja que las cosas decidan por sí mismas sin adoptar una postura pasiva o agresiva hacia ellas. Al final, incluso el León se dará cuenta de que está equivocado, sólo que no quiere ver su orgullo herido por un comportamiento descarado.

Escorpio (23 de octubre – 21 de noviembre).

A diferencia de los dos signos del zodiaco anteriores, un Escorpio tratará de ocultar su ira hasta que hacer estallar su volcán interior sea la única opción. Si se encuentra en las inmediaciones, ojalá Dios le salve de su ira. Se apresuran a guardar un rencor que rara vez se puede ignorar. La intensidad de su carácter se manifiesta en sus tendencias manipuladoras, astutas y conspiradoras. O cuando tienen la palabra y la necesidad de expresar sus ideas y pensamientos. Luego intentan dominar a cualquiera que intente menospreciarles o rozarles sin motivo. Se necesita tiempo para encender su fuego, pero si aprietas los botones equivocados, prepárate para experimentar su naturaleza resentida. Serán agresivos y mostrarán su naturaleza rabiosa.

Como dice el refrán, cuando un escorpión pica, pica fuerte, así que ten cuidado si un escorpión a tu alrededor tiene un mal día. Mantén la calma y deja que su ira se calme. Es posible que hayas notado que también pueden parecer fríos y permanecer distantes. La mejor manera de ofrecer tu apoyo es dejarlos solos hasta que vuelvan a ti. O encontrar la información o las explicaciones que necesitan cuando toda la racionalidad se ha ido, tal vez usted puede explicar después de todo….

Sagitario (22 de noviembre – 21 de diciembre).

Este signo del zodiaco representa la independencia y la libertad de ser. Este signo de fuego es muy fácil con las palabras y puede ser extremadamente difícil de manejar cuando decide dejar salir su ira con maldad. Cuando pierde el control, te muestra todo su odio, sin velo. Los hombres y mujeres de Escorpio suelen tener un comportamiento agradable y son de naturaleza alegre, pero cuando se enfadan muestran sus armas, están dispuestos a ser malos y groseros. Su elección de palabras puede hacer sangrar los oídos de aquellos a los que reprenden.

Lo mejor, sin embargo, es que una vez que lo han digerido todo, no tardan en volver al estado racional y optimista que les caracteriza. Se apresuran a disculparse y a enmendar su enfado una vez que éste se ha desvanecido. El desencadenante es principalmente el sentimiento de haber sido manipulado o engañado por alguien en quien se había depositado la confianza.

Dales suficiente espacio. Es un signo al que le gusta ser libre y prefiere dejar que sus movimientos y pensamientos vayan sin obstáculos y sin control. Aunque al principio pueden parecer pacientes y amistosos, pierden la cabeza cuando se ven abrumados por la ira. Sin embargo, no hay que ignorar su malicia y deben pedir disculpas sinceras si te han hecho daño por algo de lo que no eres responsable. Hazles saber claramente lo que te ha afectado en lugar de dejar que pase sin decir nada.

Ir arriba