Hombre Leo y mujer Escorpio: ¿son compatibles?

Ella es una criatura del agua. El es el rey de la tierra. Sin embargo, anhelan lo que el otro tiene. Esto es lo que une a la mujer de Escorpio con el hombre de Leo.
Es difícil imaginarlos como pareja, ¿verdad? Él, con su personalidad franca y su orgullo. Ella, con su aura tranquila y poderosa. Pero como esas uniones mágicas dignas del cine, estos dos desafían toda lógica. Aquí funciona el principio básico de la atracción de los opuestos. Con el secreto profundamente oculto de que en realidad son lo mismo. Si te has preguntado si alguna vez funcionará con tu enamorado de Leo, la astrología tiene todas las respuestas para ti.

La relación entre el hombre Leo y la mujer Escorpio.

Estos dos signos del zodiaco son muy similares en muchos aspectos. Lo que les une es lo que el otro tiene que a él le falta. Como signo de fuego, es consciente de que ella puede ahogarle. Asimismo, sabe que el agua se evapora con demasiado calor. A ambos les gusta dirigir. La diferencia es que él es más abierto en sus deseos que ella. Pero la lucha por el poder no dura mucho. Porque ella tiene más madurez que él.
La mujer de Escorpio comprenderá al hombre de Leo mejor que la mayoría. Su sensibilidad le permite percibir el dolor sin que él tenga que expresarlo. Pero si cree que puede mangonearla, tiene otra cosa que hacer. Es como la cita de Oberyn Martell en la serie Juego de Tronos:
«El león puede ser una bestia poderosa, pero el Orgullo siempre levanta la vista hacia el horizonte y nunca ve -en la hierba- la víbora».
Que en este caso puede ser el aguijón del escorpión. Ambos harán bien en desconfiar el uno del otro. Pero si lo hacen bien, podría ser la relación más armoniosa que existe.

Mujer Escorpio – Hombre Leo y el poder de la atracción.

No es difícil detectar a un Leo en una multitud. Así que existe la posibilidad de que ella se fije en él antes de que él la vea. La confianza que desprende seguramente la atraerá hacia él. Ella misma es una persona bastante segura de sí misma. Pero ella no puede mostrar esa confianza como lo hace él. Y le admira por ello. Cuando encuentra su mirada, la ve como una mujer poderosa. Capaz de hacer daño y a la vez de reconfortar. Donde otros retroceden ante su mirada, él se siente atraído por ella.
Hay un aura mística en su quietud que sólo él puede apreciar. Como signo de agua, tiene una cierta distancia en ella. Incluso cuando lo intenta, nunca puede comunicar plenamente sus sentimientos a nadie. Envidia y admira su capacidad para difundir el calor. Puede expresarse con tanta claridad que derrite su corazón. Él trae al frente todo lo que ella no puede. A través de él ve una expresión de sus pensamientos y sentimientos más íntimos. Admira su personalidad tranquila y calculadora. Con esos fuertes fuegos que surgen en su interior, ella calma su mente.

El hombre Leo y la mujer Escorpio en la cama

En general, su relación sexual puede estar llena de altibajos. Hay periodos de fuerte pasión seguidos de algunas olas de frío. Sin embargo, esto no es nada que no puedan resolver juntos. Ella encuentra su poder erótico. La forma en que se hace cargo en la cama como un rey. No es una seguidora sumisa, pero su dominio sexual no es algo que le moleste.
Para él, la pasión tranquila de ella es un desafío a su naturaleza romántica e impulsiva. Ella es un misterio que debe resolver. Sólo puede imaginar las maravillas que puede significar una unión sexual con ella. Hombre impaciente como es, no puede resistirse a querer resolver este misterio. Todo lo que necesitan para que su unión sexual sea una dicha es una expresión más verbal por parte de ella y una consideración por parte de él.
Pues ambos cumplen los requisitos básicos para la relación sexual celestial. Su pasión que arde como el fuego. Su conocimiento de que el sexo satisfactorio comienza en la mente y el corazón. Ni que decir tiene que su relación sexual irá más allá de los deseos del cuerpo. Será una unión de almas.

La mujer de Escorpio y el hombre de Leo y los problemas de relación.

Parece que son diferentes, y eso les ayuda a llevarse bien. Pero las sutiles similitudes de sus personajes causan problemas a largo plazo. Por un lado, su silencio le molesta a veces. Habrá momentos en los que él necesite que ella le diga exactamente lo que siente. Pierde la cabeza cuando ella no lo hace. Lo que él no se da cuenta es que su dominio la hace más tranquila. Y el hombre Leo sufre el mismo problema. Se llama enfurruñamiento.
Su arrogancia le hace perder la calma. Ella admira su confianza. Pero cuando se convierte en arrogancia, como ocurre a menudo, no lo soporta. Cuando se la acorrala demasiado, puede ser más mortífera que él. Su rebaño de admiradoras puede provocar tensiones entre ellas. Más aún, el hecho de que no se moleste en rechazarla la enfada. Este tipo de celos puede hacer que ella le engañe por despecho. Pero esto sería muy desastroso para su relación porque él no puede perdonar la infidelidad física. Su propio alto nivel de lealtad le hace odiar esta debilidad en los demás.

¿Es una buena idea el matrimonio entre un hombre de Leo y una mujer de Escorpio?

Permíteme empezar diciendo que este matrimonio no será siempre un arco iris y un sol. Ambos miembros de la pareja tienen que esforzarse por igual para que funcione. Eso no significa que siempre sea un reto. Pero cuando llega el momento, tienen que trabajar juntos. A veces parece un depredador de corazón frío. Algo que su corazón extremadamente sensible no puede soportar. Este tipo de diferencias puede llevar a la desarmonía entre ellos.
Pero todos sus problemas tienen solución. Porque ella tiene capacidad de introspección, mientras que él perdona muy fácilmente. Estas dos cualidades les ayudan a equilibrar todas las demás negatividades entre ellas. Cuando los dos se pelean, tiene que ser ella la que intente reconciliarse. Su falso sentimiento de orgullo y superioridad le hace difícil admitir que se equivocó. Incluso si lo es, trataría de culparla.
Una unión armoniosa entre estos dos conduce a un hogar pacífico. Un hogar en el que criar hijos fuertes e independientes. Si alguna vez hace algo que perjudique al hombre Leo, éste debe saber que la culpa debe estar en él. Debió de llevarla al límite para que diera esos pasos. Un oído abierto y un enfoque expresivo son la diferencia entre la felicidad y el desastre total para ella.
¿Todavía te preguntas si puedes hacer que funcione con él? A pesar de todos sus defectos, no quieres dejar que este hombre se vaya. Porque, haga lo que haga, siempre lo compensará con algo hermoso, como en la canción del musical «El rey y yo».

Ir arriba